Placas de gelatinobromuro de plata del siglo XX

En ocasiones los desvanes de nuestros abuelos esconden tesoros que han permanecido ocultos durante años, como estas placas de gelatinobromuro de plata fabricadas en Italia a principios del pasado siglo. Han permanecido ocultas durante más de cien años entre los recuerdos familiares del desván de los abuelos de Marta. Recogen imágenes estereoscópicas de algunos de los lugares más emblemáticos de nuestro país: entre ellas la Catedral de La Seo del Salvador, de Zaragoza, el Monasterio de Veruela o la Colegiata de Caspe.

La digitalización de estas placas se ha realizado utilizando una mesa de leds de luz fría para no dañar la emulsión de los cristales y a una resolución de 2.500 pixels por pulgada para asegurar su preservación digital con las máximas garantías de calidad y reproductibilidad.

Pero todavía quedan muchas preguntas por contestar… ¿Quién hizo estas fotografías? ¿Por qué ocultó las placas en un desván abandonado? ¿Acaso las quiso preservar para siempre hasta que alguien pudiera recuperarlas?… A menudo nuestro pequeño patrimonio familiar esconde grandes enigmas que quizás nunca lleguemos a responder.

Puedes visualizar las colecciones en pdf clicando sobre las imágenes